fbpx

Disfrutar del verano con los sistemas de climatización PEUGEOT

– Los sistemas de aire acondicionado y climatización son más que un sistema de confort: son un equipamiento de seguridad, ya que ayudan al conductor a mantenerse en un estado de concentración óptimo y aseguran funciones como el desempañado del parabrisas.

– A través de la app MyPEUGEOT, los usuarios de vehículos híbridos enchufables y eléctricos PEUGEOT pueden activar el sistema de climatización de su automóvil a distancia o incluso programar su funcionamiento a determinadas horas. De este modo, pueden disfrutar, a bordo de su vehículo, de la temperatura ideal en todo momento.

– Mantener el sistema de climatización en buen estado y aprovecharlo al máximo es crucial los 365 días del año y más en la época estival. Unos sencillos consejos bastan para asegurar el confort térmico en los meses más calurosos.

El sistema de climatización es mucho más que un elemento de confort de nuestro vehículo. Al volante, ayuda a mantener la concentración y a reducir la sensación de fatiga además de desempañar rápidamente las lunas y el parabrisas, lo que favorece la seguridad. Además, mantiene un ambiente sano y agradable al filtrar las partículas, el polvo y el polen del aire.

Ante el contratiempo de encontrarse con el automóvil convertido en un horno tras unas horas al sol, los vehículos electrificados PEUGEOT tienen una ventaja importante gracias a MyPeugeot. La app actúa como un mando a distancia con el sistema de climatización de estos automóviles, que puede activarse antes de subir a bordo y sin merma del nivel de carga de la batería y de autonomía, si el automóvil está enchufado a la red eléctrica. Además, la aplicación ofrece la posibilidad de programar esta función para que se active automáticamente teniendo en cuenta nuestros horarios habituales. Esta función está disponible tanto en los PEUGEOT e-208 y e-2008 como en las versiones híbridas enchufables de los PEUGEOT 3008, 508 y 508 SW.

Para los automóviles que no incorporan este novedoso sistema, conviene empezar el trayecto, si el vehículo está muy caliente, con las ventanillas bajadas y el aire acondicionado al nivel de ventilador mínimo. Tras estos tres o cuatro minutos iniciales, se debería empezar a refrigerar el habitáculo de un modo gradual, a una temperatura de entre 22 y 24 grados. Poner el climatizador a menos grados implica un mayor desgaste del sistema, un despilfarro de energía y el riesgo de contraer un resfriado, por la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior.

En cuanto a las rejillas por las que sale el aire frío, no es recomendable enfocarlas directamente a la cara. La mejor manera de utilizarlas es orientarlas hacia arriba, ya que el aire frío, al pesar más que el caliente, generará un movimiento de convección que mantendrá el habitáculo más fresco. Además, las rejillas también se pueden dirigir hacia las ventanillas en las que esté dando el sol, para refrescarlas.

El innovador puesto de conducción PEUGEOT i-Cockpit® permite un control sencillo e intuitivo del sistema de climatización, cuya temperatura e intensidad puede regularse a través de la pantalla táctil situada en el centro del salpicadero o por medio de una de las elegantes teclas “Toggle Switch” que, además, aseguran un acceso directo y permanente a las principales funciones de confort y seguridad: radio, navegador, parámetros del vehículo, telefonía y aplicaciones móviles y luces de emergencia.

Para un mantenimiento óptimo, deben seguirse periódicamente los mantenimientos recomendados por la Marca, como el control de estado de la climatización, como mínimo cada dos años, y el cambio de la botella deshidratante cada cuatro años (o entre los 60.000 y 80.000 kilómetros). El sistema de climatización puede revisarse gratuitamente en cualquier Servicio Oficial Peugeot.

No Comments

Post A Comment